20 junio 2015

Diario deportivo AS de Madrid: Más pistas contra la FIFA y Conmebol


‘FIFA Gate: cómo se distraía el dinero en la Conmebol’ se titula una información aparecida ayer en el diario deportivo AS de Madrid, en la que se afirma que “Japón envió $ 1,5 millones por el Mundial 2002 para repartir entre las federaciones sudamericanas y (Nicolás) Leoz (paraguayo, presidente de la Conmebol entre 1986 y el 2013, acusado por la justicia de Estados Unidos) se lo repartió con sus ayudantes”.
AS afirma que cuenta “con el testimonio del ‘Confidente X’, un exempleado de la Conmebol, que aporta documentos que prueban el saqueo al que fue sometida” la entidad. La fuente asevera que trabajó en el organismo casi 15 años.
El informante anónimo contó que “cuando pedí dejar de hacer el trabajo que me tenían encomendado, cuando quise dejar el dinero de las coimas empezaron los problemas. Me vigilaban, me seguían coches sin placa, sonaba el teléfono de madrugada. Noté la presión y decidí marcharme (a España). Tengo mujer e hijos”.
Según el Confidente X, “del pago de coimas no hay pruebas, más allá de mi testimonio, nadie firma recibos de los sobornos. Pero hay otros papeles, documentos sobre las fortunas amasadas” en la Conmebol, “que era una máquina de hacer dinero, pero también un huerto para sacarlo”.
La fuente indica que en el 2000 “el presidente de la Federación de Japón, Ken Naganuma, ya fallecido, envió $ 1,5 millones a la Conmebol para ser repartido entre las diez federaciones por el voto de los países sudamericanos a la candidatura de Corea y Japón para el Mundial 2002. “Pero (el dinero) se distribuyó de otra forma: $ 1,2 millones los ingresó Leoz en su cuenta; para Eduardo de Luca, secretario general, $ 200.000; y $ 100.00 para Zorana Dannis (una colombiana con oficina en EE.UU.), la enlace de la Confederación con la FIFA”.
El informante indica que Leoz depositó el soborno a su cuenta personal, la 1596/2 del Banco do Brasil, de Asunción, y que él (el Confidente X) hizo “otros dos giros bancarios que fueron a parar uno al Northern Trust International Bank (para De Lucca), de Nueva York, y el otro a una oficina del Citibank (para Dannis), en Nueva Jersey. “Esa una de las operaciones, pero hubo muchas más y no todas pasaron por mis manos”, aclara.
Reciba al instante las ultimas noticias en su email, subscribase

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ratings by outbrain