26 junio 2015

Es “un absurdo legal” la investigación de EE.UU. sobre la FIFA


El caso de Estados Unidos contra la FIFA es “un absurdo legal”, dijo un abogado de Eduardo Li, máximo jerarca del fútbol de Costa Rica, quien aseguró que no existe evidencia criminal contra su cliente, arrestado el mes pasado en Suiza acusado de corrupción junto con otros altos ejecutivos del fúbol mundial. El presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol) sigue detenido en Zurich junto con otros seis directivos de la FIFA, a los que Estados Unidos acusa de sobornos, lavado de dinero y fraude electrónico por más de 150 millones de dólares.

La investigación, que sacudió los cimientos del organismo que maneja el fútbol en el mundo, también ha llevado a la imputación de dos antiguos directivos de la FIFA y cinco ejecutivos de empresas de márketing y televisión en varios países, incluyendo Italia, Argentina, Paraguay, Brasil y Estados Unidos.
El abogado de Li en Costa Rica, José Miguel Villalobos, dijo que su cliente se niega a la extradición a Estados Unidos y que tampoco está negociando con los fiscales del país norteamericano, ya que se declara inocente de los cargos.
“Él no participó en ninguna solicitud de sobornos, ni recibía sobornos. Ponerse a decir cosas que no saben tampoco es muy decente”, dijo Villalobos, quien trabaja con abogados suizos en la defensa de Li.
Villalobos agregó que los fiscales estadounidense o no comprendieron cómo funciona el fútbol de Costa Rica, asumiendo incorrectamente que las cuentas de la Federación son las mismas que las cuentas personales de Li, o que están presionando injustamente a su cliente para que mienta e implique a otros.
Un portavoz de los fiscales federales de Brooklyn que manejan el caso no quiso comentar las declaraciones.
Los argumentos de Villalobos podrían ofrecer una perspectiva de la defensa que algunos de los acusados por el escándalo FIFA podrían utilizar para evitar la extradición o para encarar el proceso en una corte estadounidense, si se diera el caso.

  • ¿FIFA MAFIOSA?
    Li, quien había sido elegido para el comité ejecutivo de la FIFA poco antes de su arresto, es acusado por los fiscales de recibir un soborno de “seis cifras” de la firma de mercadotecnia deportiva Traffic USA a cambio de los derechos de transmisión de los partidos clasificatorios para el Mundial del 2018 en Rusia.
    Li después habría continuado buscando más sobornos por otros contratos relacionados con la Copa del Mundo, según la acusación.
    Villalobos dijo que los pagos de Traffic USA fueron a parar a las arcas de la Fedefútbol, no a las cuentas bancarias personales de Li, y fueron destinados a pagar el salario del entrenador y a mejorar sus instalaciones deportivas como confirmó públicamente la institución.
    “Nada de este dinero llegó a Eduardo Li. Ni un peso”, aseguró.
    El abogado también criticó que los fiscales estadounidenses utilizaran una ley de 1970 conocida como “Acta contra la influencia mafiosa y organizaciones corruptas” (RICO, por sus siglas en inglés), originalmente diseñada para utilizar contra el crimen organizado.
    “Puede que haya gente en la FIFA que cometió errores, pero no se puede decir que toda la FIFA es una organización mafiosa”, dijo.
    El fiscal estadounidense Kelly Currie dijo en una conferencia de prensa el mes pasado que la FIFA podría ser considerada víctima de los acusados, quienes habrían creado un "entramado mafioso" para corromper el legítimo fin de promover el fútbol en el mundo.
    Hijo de emigrantes chinos, Li controla un emporio de logística, almacenes aduaneros y transportes, y otros negocios.
    La Confederación de Fútbol para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF) expulsó a Li y a su jefe Jeffrey Webb, quien también está imputado, el día después de que Estados Unidos presentó los cargos.
    Las peticiones de extradición deben formalizarse para el 3 de julio. Luego, se sostendrá una audiencia privada con los siete acusados y sus abogados para que el Departamento de Justicia de Suiza decida sobre la materia.
    Esta decisión podrá luego ser recurrida en una corte del país europeo, que tiene un tratado con Estados Unidos para la extradición de personas acusadas de ofensas que califiquen como delito en ambos países, un requerimiento legal conocido como criminalidad dual.
    “Si no es delito en Suiza, no puede ser extraditado”, dijo Villalobos.
    Sin embargo, el Departamento de Justicia del país europeo ya ha dicho que existe dualidad criminal porque el presunto soborno habría distorsionado la competición futbolística, violando así el Acta de Juego Limpio de Suiza.o”, confesó.
    Reciba al instante las ultimas noticias en su email, subscribase
  • Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Ratings by outbrain