04 julio 2015

Chile superó 4-1 a Argentina en la serie de penaltis y se coronó ¡Campeón de América!


En un encuentro digno de una final, Chile luchó hasta el último minuto contra Argentina sin sacarse ventaja en los 120 minutos que se extendió el juego y en la definición desde los lanzamientos penales, logró ser más efectivo para quedarse con el título de la Copa América por primer vez en los 99 años que tiene el torneo continental de selecciones. El libreto fue claro desde el pitazo inicial. Chile se hizo del dominio del balón y buscaba controlar desde el mediocampo, mientras Argentina esperaba cerrando sus líneas.
Así los dueños de casa comenzaron a instalarse cerca de la portería de Sergio Romero fundamentalmente con jugadas por la derecha, haciendo el 2×1 con Marcos Rojo.
Con presión en la salida de los argentinos, la ‘Roja’ lograba recuperar rápidamente el esférico para llegar con peligro. De esta manera llegó la más clara para el conjunto chileno con un remate de Arturo Vidal que encontró la buena reacción de ‘Chiquito’ bajo los tres palos para evitar el grito de gol en Santiago.
Poco a poco los dirigidos por Gerardo Martino fueron equilibrando las acciones en el gramado del Nacional, luchando el balón en la mitad del terreno. La primera acción de peligro para la visita llegó a los 20′ cuando Sergio Agüero se anticipó bien a un tiro libre de Lionel Messi, pero Claudio Bravo se encontró con el balón y estuvo atento para sacarlo del área y evitar cualquier peligro.
En lance fue ganando en intensidad y fricción, aunque sin grandes llegadas claras de gol que preocuparan a los porteros, donde la mayoría de los remates se fue desviado o terminó siendo despejado por la defensa. La preocupación llegó en el banco argentino cuando Ángel Di María sintió un pinchazo y debió abandonar el campo de juego, dejando a su equipo sin una pieza clave.
Sin embargo, desde la mitad del primer tiempo en adelante, los papeles se intercambiaron. Argentina comenzó a ganar el balón y trabajar con tranquilidad para incomodar a la zaga chilena hasta el final del primer tiempo, pero sin sacar ventajas llegando al descanso en igualdad sin goles.
La segunda fracción también comenzó con el ‘Equipo de Todos’ como dominador de las acciones, a tal punto que una gran jugada del ‘Niño Maravilla’ terminó en la cabeza de Arturo Vidal quien sacó un cabezazo muy débil a las manos de Romero. Argentina se complicaba con la presión que ejercía Chile, pero conforme avanzó el encuentro fue logrando equilibrar las acciones.
La ‘Albiceleste’ recupero cierto control sobre el balón, pero con poca profundidad, donde las principales llegadas del equipo que dirige el ‘Tata’ fueron desde la pelota detenida, aunque sin incomodar demasiado a Claudio Bravo. En la contra la ‘Roja’ logró incomodar a la zaga argentina, sobre todo por la izquierda, pero sin precisión en la última puntada.
El reloj avanzaba y los de Jorge Sampaoli se instalaban en terreno rival como durante todo el encuentro. La más clara llegó a los 81′ cuando una soberbio pase de Charles Aránguiz encontró solo a Sánchez en el área, quien de volea sacó un remate cruzado que se fue por poco desviado.
Cuando el partido vivió sus últimos segundos, una gran contra de Argentina terminó en los pies de Ezequiel Lavezzi, quien centró para Gonzalo Higuain, pero el delantero de Napoli no logró llegar a tiempo y su remate pegó en la parte externa de la portería defendida por el arquero de Barcelona.
En el alargue el encuentro mantuvo su paridad, pero las llegadas más claras fueron para elenco de Jorge Sampaoli. A los 94′ Marcelo Díaz llegó dentro del área con el balón, se giró pero su remate se fue desviado, luego en el final de los primeros 15 minutos de prorroga, el delantero de Arsenal aprovechó un error de la defensa para llegar frente a Romero, pero su remate se fue elevado.
Sin más acciones en los minutos finales del encuentro, salvo algunos remates elevados, el encuentro terminó en sus 120 minutos sin goles, con lo cual la definición de título se fue a los lanzamientos penales. Desde los 12 pasos, la ‘Roja’ fue más afectiva y con los errores de Gonzalo Higuain -quien lo mandó elevado- y Ever Banega -tras tapada de Claudio Bravo-, terminó por coronar a Chile como campeón de la Copa América.
Así, como dice el dicho, no hay mal que dure 100 años. Chile, que estuvo en el primer Sudamericano de 1916, logró consagrarse campeón del torneo de clubes más antiguo de selecciones a nivel continental con lo cual disputará la Copa Condefederaciones en Rusia el 2017.
Vea los goles de este partido
vervideo
Reciba al instante las ultimas noticias en su email, subscribase
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ratings by outbrain