04 septiembre 2016

Hernán Crespo: "La diferencia fue que Higuaín lo erró y Burruchaga lo hizo..."

Dibuja esquemas en el aire, compara épocas, disecciona las características de un futbolista con la precisión de un cirujano. Pierde la noción del tiempo cuando debate sobre el juego. Explotó el entrenador que Hernán Crespo llevaba adentro. Aquel goleador, siempre agazapado, mientras leía defensas y estudiaba a los arqueros, también absorbía a sus entrenadores. "De Marcelo Bielsa admiro cómo mejora individualmente al jugador, es un perfeccionista de las posiciones; te lleva a un detalle tan minucioso de tus movimientos que te potencia.
Me gustan la conducción humana de Carlo Ancelotti y la metodología de trabajo de José [por Mourinho]y su capacidad para lograr empatía con el jugador y el ambiente.
El sueco Eriksson veía un problema y delegaba en el grupo la solución..., y muchas veces hay que saber cuándo intervenir y cuándo dejar que las cosas fluyan. Daniel Passarella me anticipó muchas cosas que me ocurrieron después, me dio mucha información desconocida que luego gravitó en mi éxito", analiza en un ranking imaginario.
  • -¿Cuándo apareció el técnico?
    -No sé si hay un momento preciso. Yo hice de necesidad, virtud. Yo no era más rápido que los demás, no saltaba más alto que los demás, no le pegaba con la derecha mejor que los demás. no era mejor que los demás en algo., pero me esmeré para tener todo. Para hacer la diferencia yo necesitaba entender el juego, saber cómo jugaba cada compañero, qué características tenían para adaptarme a ellos. Teniendo más información, mas fácil me resultaba todo. Este ejercicio natural me llevó a entender el juego de otra manera. Así, yo sabía cómo al defensor le gustaba pararse, al mediocampista cómo perfilarse... y así con todos. Yo hablaba, me interesaba, preguntaba.. y a todo esto sumale la pasión, la necesidad de adrenalina... ¿Viste esa frase que dice que la experiencia es un peine que te dan cuando te quedás pelado? Bueno, yo no la acepto. No me quiero quedar pelado. Quiero ser la vía para que los demás puedan tener una vida futbolística como la tuve yo. O al menos poder mejorarlos: si iban a tener una carrera de 4 puntos, lograr que sea de 5, 6, 7, 8 o 10. Ayudar al crecimiento de un jugador es una satisfacción única.
    Eternamente será hombre de selección. Conserva un récord que, naturalmente, ya amenaza un tal. Lionel Messi. Nadie ayudó más que Crespo para llegar a los mundiales, porque nadie convirtió más goles que él en la historia de las eliminatorias sudamericanas: 19. El crack de Barcelona suma 16. Se enciende Hernán cuando escucha qué habría que hacer para potenciarlo a Messi en la selección. El hincha le quita la palabra al entrendor. "Esta pregunta no se haría si hubiese ganado alguna Copa América o el Mundial. ese es el tema. La diferencia fue que Higuaín lo erró y Burruchaga lo hizo... Leo es el máximo goleador de la historia de la selección, llegó a tres finales consecutivas... ¿Qué estamos cuestionando entonces? Hay que escucharlo, hay que rodearlo de alguna manera..., pero no está mal lo que ha hecho, nada está mal... Aun así no le sacamos esa etiqueta que dice que con la selección no funciona. ¡¿Cómo que no funciona?! Es el máximo goleador de la historia, llegó a varias finales... 'Ahhh, pero no las ganó', dicen, y pensamos que es un fracasado. ¡Y no es así!
  • -¿Cómo jugaría Messi en tu equipo?
    -Está claro que no puede jugar de N° 9 si tengo a Higuaín y a Agüero. Luis Enrique consiguió sociedades en Barcelona, logró administrar egos., vos ves a Luis Suárez y a Neymar que se alegran por Leo, y Leo se alegra cuando ellos hacen goles. 'Vamos a disfrutar, vamos a ganar cosas juntos, vamos a pasarla bien...', parecen coincidir.
  • -¿Y cómo se juega sin él? Porque no estará en Venezuela.
    -No se trata de nombres porque Messi es insustituible, partamos de ahí, porque cualquiera será inferior. Sí hay que intentar hacerlo desde el juego, las ideas y la coordinación de movimientos. Sería equivocado cambiar de esquema, ahí no hay que renunciar. Psicológicamente ya es un bajón para el grupo no contar con Messi, y si encima fueses menos ofensivo parecería una rendición.
  • -¿Qué sensaciones te dejó el debut del ciclo Bauza?
    -Es difícil hacer una evaluación completa porque la expulsión abrió otro partido. Pero lo que me llena de ilusión es la posibilidad de que nazca una sociedad entre Dybala y Messi.
  • -Si Messi no existiera, quién sería el mejor futbolista argentino?
    -Gracias a Dios hay muchos..., pero creo que Di María es un jugador que desarrolla dos fases que son fundamentales: mientras Messi potencia el ataque y Mascherano contagia desde la inteligencia táctica, Di María hace un poco las dos cosas. Cuando empezamos a prepara la Copa América de Venezuela, en 2007, Coco puso a un pibe de los sparring..., era Di María. Venía de Central con todas las dificultades físicas que podía traer un pibe de 19 años, pero ya veías que era diferente, un pedazo de jugador. Poco después fui a Inter y jugamos la Copa Eusebio; nos enfrentamos con Benfica y cuando lo crucé a Rui Costa, que era el secretario técnico, me preguntó por un pibe... era Di María. '0ooooolvidate, agárralo ya que es un crack, es un fenómeno', le dije. No es mérito mío, sólo las circunstancias me lo pusieron delante.
  • -¿Creés que la selección tendrá recambio?
    -Sí., Dybala, Correa, Icardi... históricamente siempre sacamos riqueza de tres cuartos para arriba. Falta de mitad de cancha para atrás poder sumar más jugadores; hoy hay gente a la altura, pero está el desacople con la calidad enorme que hay arriba. Sin quitarle nada a los chicos que están jugando en la defensa, pero es una realidad.
  • -¿Creés que desde la AFA se ha cuidado a la selección?
    -Antes la AFA estaba más organizada, y era la FIFA la que no paraba la actividad en todo el mundo para darle previsibilidad y orden a los calendarios. Y cuando la FIFA lo entendió, nosotros empezamos a cambiar técnicos como calzoncillos. ¿Cuándo la selección argentina volvió a obtener resultados positivos? Cuando llegó Alejandro Sabella, que puso orden. Argentina con orden es muy competitiva, somos jodidísimos. No entendemos que con orden y metodología somos realmente potencia.
  • "Higuaín vale lo que lo pagaron"
    Hernán Crespo fue el futbolista más caro del mundo durante algunas semanas, cuando en 2000 Lazio le pagó 55 millones de euros a Parma. Luego lo superó el portugués Luis Figo, en su polémico desembarco en Real Madrid desde Barcelona a cambio de ? 61 millones. Aparece el apellido Higuaín y pocos como Hernán para hablar de goles y de las leyes del mercado. "Nadie te regala nada, y mucho menos en el fútbol. Si lo pagaron es porque Higuaín lo vale, o al menos porque creen que lo van a recuperar. ¿Si es lógico que se manejen esos valores? Me parece mucho más lógico pagar 90 milones por Higuaín, que viene de hacer 36 goles, que pagar 110 millones por Pogna. Con todo respeto, y por genial que sea el volante, la incidencia que hoy tienen los goles es determinante en el fútbol mundial", analiza el hombre que marcó 323 goles en su carrera y celebró 16 títulos.
  • fuente: lanocion.com.ar
  • Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Ratings by outbrain