03 febrero 2017

Walter Zea: Cuenca es una ciudad muy bonita para vivir

Ha iniciado su cuarta temporada como jugador del Deportivo Cuenca y desde que llegó a la ciudad nunca ha dejado de admirarla. Sus hijos están creciendo, iniciaron ya sus estudios y si alguna vez decide dejar el fútbol, en sus planes está quedarse a vivir aquí.
“Aquí los niños te dicen buenos días, buenas tardes... valores fundamentales que en otras ciudades se están perdiendo”, dice el “Violinista”, apodado así por la forma en cómo festeja sus goles, y acota que desde que llegó a Cuenca su estilo de vida ha cambiado.

Walter Zea, jugador del Deportivo Cuenca, confiesa que caminar por las riberas del río Tomebamba, que pasa a pocos metros de su casa, le hace pensar que es el mejor lugar para vivir, pues, además, cada vez que viaja con el equipo para jugar en otras ciudades lo hace sin ninguna preocupación, pues siente que su familia, -Ana María, su esposa, y Miguel Felipe y Ana Paula sus hijos-, se queda segura. "Cuenca me da confianza", expresa.
  • Vinculación
    Zea llegó al expreso austral en 2014, procedente del Deportivo Quevedo. El volante fue fichado por los rojos y cuenta que llegó con la mayor de las ilusiones. Ese año viajó con el club a Hong Kong a disputar el torneo del nuevo año chino. Sin embargo, esa temporada el equipo salvó la categoría. Para el 2015, Zea fue ratificado y amplió su contrato, el equipo también inició mal y tan solo a falta de tres fechas para que se termine el torneo, nuevamente el club evitó el descenso.
    Para el 2016, el rojo se reorganiza, y Zea forma parte de ese equipo que logra un cupo la Copa Sudamericana. Y este año se prepara para eso, para hacer un gran año en el Campeonato Ecuatoriano de Fútbol y en el certamen internacional. El “Violinista” ha empezado jugando de titular, fue coautor del primer gol de este 2017. Zea dio el pase para que Juan Ignacio Dinenno marque el tanto ante el Barcelona en el debut con los camisetas coloradas.
  • ¿Cómo empieza su día?
    Mi día empieza a las 06:30, pues junto a mi esposa preparamos el desayuno y de inmediato voy a dejar a mis niños en la escuela Latinoamericano, luego regreso a casa para desayunar, veo noticias y salgo al entrenamiento, del cual regreso pasado el mediodía.
  • ¿Luego qué hace?
    Llego a mi casa para almorzar, a esa hora ya mis hijos están ahí. Después, religiosamente me tomo una siesta de una hora más o menos (sonríe). Más tarde hacemos otras actividades de la casa como realizar los deberes de mis hijos, o salimos de compras, a veces me voy al gimnasio, pero más lo pasamos en familia. En la noche, tipo 20:00 cenamos y luego nos vamos todos a descansar.
  • ¿Su esposa tiene alguna actividad o qué hace en las mañanas?
    Mientras mis hijos están en su escuela, ella va a estudiar, está cursando los últimos años de Cultura Física en la Universidad de Cuenca. Ya mismo termina.
  • ¿En estos cuatro años que está en Cuenca, qué lugares ha podido conocer?
    Ya casi conozco todos los lugares de la ciudad, hemos recorrido (caminado) por varios sectores: iglesias, restaurantes, parques. De afuera me falta por conocer la laguna de Busa en San Fernando; algún rato lo haremos.
  • ¿Y de comida, qué nomás ha probado?
    Todo. Aunque preferimos hacer la comida en casa. A veces cuando vamos a algún restaurante siempre pido un plato típico de acá: el motepillo y el chancho a la barbosa son mis favoritos.
  • ¿Sabe cocinar?
    No me muero de hambre. (Sonríe).
  • ¿Qué plato sabe preparar?
    Puré de papa con arroz y carne apanada. Me sale bien. ¿Sí le gusta Cuenca? Sí. Es una ciudad muy bonita, la mayoría lo dicen así. Hay que recalcar lo bueno. Es tranquila. Tiene muchas cosas buenas. Me he impresionado, es tranquila. Me gusta para vivir. ¿Que extraña de Naranjal, su tierra? A mis padres. Pero si les digo que vengan acá de vez en cuando, llegan para hacerse atender. Acá la atención en salud es muy buena. ¿Es católico? Es muy importante el amor a Dios. Sin él no seremos nadie. Cuando te levantas, cuando te acuestes, cuando comes, siempre tenemos gratitud, vamos a la iglesia. Soy católico. ¿Qué música escucha? De todo. La salsa, el ballenato, el reguetón, el rock; todo. Walter Zea lleva casado ocho años con Ana María Franco, a quien la conoció en Guayaquil por un amigo en común. "En estos casi nueve años y fruto de nuestro amor tenemos dos hijos: Miguel Felipe de siete años y Ana Paula de cinco", dice. Zea tiene hasta 2018 su vinculación con el expreso austral y su mayor anhelo es conseguir una estrella con el Cuenca. Dice tener una de la Serie B, pero no es lo mismo, quiere un título absoluto; “seria estupendo”, finaliza. (MRO) (D)
  • Nombre:
    Walter Germán Zea Baldeón
  • Edad: 32 años
  • Nacimiento:
    Naranjal,
    enero de 1985
  • Esposa:
    Ana María Franco Garcés
  • Hijos:
    Miguel Felipe y Ana Paula
  • Hobby: Salir a caminar
  • Música: De todo
  • Apodo: El violinista

    JM: "Por mis venas corre el Expreso Austral"

  • Si desea leer y ver solo noticias y videos del Deportivo Cuenca, de click en el siguiente enlace: ExpresoAustral
  • Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Ratings by outbrain