02 abril 2017

Una Argentina sin Lionel Messi es una Argentina sin rumbo

Lionel Messi jugó en estas eliminatorias sudamericanas seis partidos con Argentina y estuvo ausente en ocho. Con ‘la Pulga’ en el campo la Albiceleste sacó el 88% de los puntos, y sin él, solo el 29%, por lo que la reducción de la sanción al capitán se volvió cuestión de Estado en Argentina.
Messi fue penado este martes por la FIFA con cuatro jornadas de suspensión por insultar a un árbitro asistente en el partido que jugaron Argentina y Chile en Buenos Aires el jueves 23 de marzo.

Ese mismo día la Albiceleste, sin su capitán, visitó a Bolivia, en La Paz, y perdió por 2-0.
La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) apeló la medida con el objetivo de reducir la sanción y poder contar con él en las próximas fechas.
Directivos de la AFA, entrenadores, exjugadores y un sinfín de personalidades, entre las que se encuentran desde Diego Maradona hasta el presidente de Argentina, Mauricio Macri, lamentaron la resolución tomada por la FIFA.
De mantenerse el castigo, Messi se perderá los partidos ante Uruguay, como visitante, y Venezuela y Perú, como local. Recién reaparecería en la última jornada cuando Argentina visite a Ecuador.
Con el delantero del Barcelona en el campo, la Albiceleste ganó cinco de los seis partidos que jugó en estas eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018.
Venció a Chile dos veces (1-2 en Santiago y 1-0 en Buenos Aires), a Bolivia (2-0 en Córdoba), a Uruguay (1-0 en Mendoza) y a Colombia (3-0 en San Juan). Sin embargo, no pudo evitar la dura derrota ante Brasil en Belo Horizonte por 3-0.
Messi disputó 540 minutos, fue siempre titular y no fue nunca sustituido, y con cuatro goles (dos de ellos de penalti) es el máximo artillero de Argentina.
En cambio, sin su máxima figura, la Albiceleste solo ganó un partido, ante Colombia en Barranquilla por 0-1. Empató 0-0 con Paraguay en Asunción, 1-1 con Brasil en Buenos Aires, 2-2 con Venezuela en Mérida y 2-2 con Perú en Lima, y perdió con Ecuador por 0-2 en Buenos Aires, con Perú por 0-1 en Córdoba y con Bolivia por 2-0 en La Paz.
Es decir, con Messi, Argentina sumó 15 puntos de 18 posibles, y sin él, solo siete de 24.
Desde su debut con la camiseta argentina, en 2015, la Albiceleste ganó el 67% de los puntos en juego con Messi en el campo. En cambio, cuando estuvo ausente, el porcentaje de puntos obtenidos desciende al 43%.
Argentina es quinta en estas eliminatorias con 22 puntos, detrás de Brasil (33 unidades), Colombia (24), Uruguay (23) y Chile (23). Lo siguen de cerca Ecuador (20), Perú (18) y Paraguay (18).
A falta de cuatro jornadas, ocupa el puesto que permite jugar un partido de repesca ante un rival de Oceanía para buscar la clasificación para el Mundial.
Desde que las eliminatorias sudamericanas comenzaron a jugarse con el actual formato de clasificación el equipo que menos puntos sumó para finalizar cuarto y quedarse con una de las plazas directa fue Paraguay en 2006, con 28 puntos. Seis más de los que tiene Argentina cuando todavía quedan doce por disputarse.
En las eliminatorias para el Mundial de Francia 1998 y en las de Brasil 2014 se disputaron dos partidos menos porque la Canarinha no participó. Chile y Ecuador, respectivamente, finalizaron con 25 puntos y consiguieron la plaza directa.
En promedio, para acceder de forma directa a la Copa del Mundo hay que sumar al menos 28 puntos, mientras que para finalizar en la quinta posición y jugar la repesca hay que cosechar, como mínimo, 24 unidades.
Argentina debe conseguir seis puntos de los doce que quedan en juego para prácticamente asegurar su participación en Rusia.
A pesar de contar con jugadores de la talla de Ángel di María, Gonzalo Higuaín, Paulo Dybala y Éver Banega, Argentina espera con ansias que la FIFA anule o reduzca la sanción a Messi para que el capitán comande la clasificación a la Copa del Mundo 2018.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ratings by outbrain