07 julio 2017

Ronaldo Jonhson es la "La adrenalina" del Deportivo Cuenca

La llegada de Ronaldo Jonhson, a los entrenamientos no pasa desapercibido. El lateral izquierdo del Deportivo Cuenca ingresa en su vehículo con música a todo volumen, sonido que llama la atención a todos. “¿Y cómo es?” así es el tradicional saludo del bautizado así porque a su abuelita le gustaba mucho el fútbol de Ronaldo, el brasileño.
Tranquilo, sonriente siempre y con su toque musical, hacen de Johnson una figura dentro y fuera de las canchas.

Es el primer hijo de la familia Johnson-Mina, pero tiene un hermano mayor que vive en Esmeraldas. “Recién me hizo tío”, sonríe "La adrenalina", apodado así por sus compañeros del plantel colorado.
  • Inicios
    El hábil jugador cuenta que sus primeros pasos en el fútbol lo empezó a los siete años, gracias a un tío. Jugaba en el club Pikachú. Johnson nació en Guayaquil, pero a muy temprana edad llegó a la Atenas del Ecuador por el trabajo de sus padres. Jugó fútbol hasta los 11 años, luego se retiró para terminar la primaria.
    A los 12 años, Polo Wila, quien militaba en el expreso austral le llevó a las inferiores del equipo y desde entonces continúa en el plantel. Su primer entrenador fue César Bermeo. Era delantero, “me encantaba ese puesto”. Con 17 años y tras un paso por la Selección Sub-20, donde el entrenador Sixto Vizuete le coloca como lateral por izquierda, en el Cuenca debuta con el profesor Guillermo Duro, quien le ubica por la banda, es ahí, donde se inclina por ese puesto. “Me gusta mucho lanzar centros y dar pases a los delanteros; marcar también”.
    En 2013, con el profesor Guillermo Rivarola sufrió una lesión en los ligamentos y su recuperación tardó. A su retorno, hizo el debut absoluto ante Universidad Católica de Quito y cuenta que lanzó el centro para que Alejandro Frezzotti marque un gol. Con su tío Polo Wila fueron compañeros y compartieron camerinos en 2015. “Siempre me aconsejaba, que nunca pierda la humildad me decía; era como mi padre”, recordó Ronaldo de su tío, a quien a año seguido lo tuvo como rival y se enfrentaron en el estadio Alejandro Serrano; Polo militaba en Fuerza Amarilla.
  • Su familia
    Ronaldo Johnson siempre ha estado bajo la custodia de su familia. Dice ser su fortaleza. Su madre Aleja y sus dos hermanos Nixon y Liliana están en el estadio apoyándole siempre, su padre, va cuando puede y si su trabajo lo permite. Pero para Johnson no dudo en la vida es alegría, ya que cuenta que el dolor más grande que le ha podido pasar fue cuando falleció su abuela hace un par de años. “No pude estar en el velorio ni entierro, ese día estuve concentrado para el cotejo ante Liga de Quito”.
    Para Ronaldo, su día empieza a las 06:00, pues tiene que dejar a su hermana en el colegio, después va al entrenamiento, regresa para el almuerzo en la casa de sus padres, después va a su domicilio a tomarse una siesta, para luego, en la tarde salir al cine, al parque, a caminar…
    Sabe cocinar poco, pero asegura que de hambre no se morirá. Sonríe. “En mi casa me hago una ensaladita, unos tallarines. En las noches no como mucho, poco arroz, un té o agua de anís, yogurt y nada más”, acota.
  • Camaradería
    Ronaldo dice ser uno de los más carismáticos del grupo, pues nadie se queda al margen de las bromas. A Hamilton Piedra, amigo desde el colegio, -pues jugaron los intercolegiales- acostumbra a hacerle más, pero con Rubén Cangá, Jeison Domínguez, Bryan Carabalí, Sergio Mina, los argentinos, son los de confianza para “chacharearlos”. Con Marcos Mosquera con quien comparte concentraciones y dice que es “calidad de persona, me ayuda en todo”, a él no le hace nada.
    Y si de hablar de música se trata, a Ronaldo le fascinan todos los ritmos, pero que la salsa-choque, salsa romántica, y las alabanzas son sus preferidas.
  • Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Ratings by outbrain